sábado, 1 de noviembre de 2008

un Manco, un rengo y un paralítico

Van un manco, un rengo y un parapléjico al santuario de la Virgen de Copacabana, para ver si allí pueden curarles algo. Cuando llegan al Agua bendita el manco decide meter el muñón en el agua, al rato saca el brazo y ve que tiene la mano completa.

- ¡Dios mío, gracias por este milagro, te rezaré todos los días!

El rengo se queda alucinado y decide meter él también la pierna; al cabo de un rato la saca y dice:

- ¡Dios mío! ¡Milagro, mi pie vuelve a estar en su sitio y con todos sus dedos! ¡Gracias!

Le toca el turno al parapléjico y dice:

- ¡Por favor, compañeros, métanme a mi entero en el agua, a ver si yo también me curo!

Sus amigos lo meten con todo y la silla de ruedas dentro del agua y un momento después lo sacan.

- ¿Qué pasa? ¿Cómo te sentís? ¡Intentá levantarte!

El inválido pretende pararse, pero tras varios intentos se rinde:

- No puedo, esto no sirve de nada.

Y le dicen sus amigos:

- ¿Cómo que no te sirvió de nada? ¡Mirá tu silla! Ruedas de aluminio, espejo retrovisor, frenos ABS y con motorcito!!!

-------------------------------------

jejeje! un pokito de humor negro nunca está de más! :P