martes, 25 de enero de 2011

Porque ya se olvidaron...

Yo sólo tenía 6 años el 25 de Enero de 1997, pero mirando el noticiero con mis viejos, pasaban la noticia del asesinato de José Luis Cabezas, un reportero gráfico y fotógrafo de la Revista Noticias. Nunca me voy a sacar de la cabeza la imagen del auto prendido fuego, donde encontraron a Cabezas, obviamente calcinado, con las manos esposadas en la espalda y cuatro tiros, de los cuales dos eran en la cabeza.

¿Por qué lo mataron? Lo mataron por hacer su trabajo. 

El investigaba casos de corrupción por parte de Alfredo Yabrán, quien cuando iba a ser detenido por haber mandado a matar a Cabezas  por estar vinculado con el caso Cabezas, se fue a vivir a Miami se suicidó, de una manera muy rara y sospechosa.

Pero el problema no es quien lo mató y por qué, lo importante, a lo que quiero llegar, que después del asesinato de Cabezas, había carteles que citaban: "No se olviden de Cabezas" por toda la ciudad y todos los medios de comunicación mencionaban: "No se olviden de Cabezas" y cada vez que un programa terminaba el conductor decía: "No se olviden de Cabezas"... pero eso no duró mucho tiempo y con el pasar de los años (ya 14 años), el nombre de Cabezas se fue perdiendo y olvidando. Incluso, la magnifica justicia argentina tiene a los condenados... indultados y trabajando (si, son policías que imparten "seguridad" en Pinamar).

Como Cabezas, hay cientos de periodistas que mueren asesinados o en "accidentes", sin mencionar a los que están tras las rejas por "ir en contra" de los que tienen poder.

Cabezas es uno más de los periodistas que mueren defendiendo la libertad de expresión, de los periodistas que mueren por hacer su trabajo y por informar a la población.

Así que si "No te olvidás de Cabezas"... No te olvidas de todos los periodistas que murieron haciendo su trabajo o están pudriéndose en la sombra por algún gobierno que quiere encubrir sus trampas.

¡VIVA LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN!
¡VIVA LA LIBERTAD DE PRENSA!