martes, 14 de junio de 2011

Los tres monos sabios

Estos pintorescos monitos, de origen japonés, que seguramente los haz visto a lo largo de tu vida, tu madre, tu abuela o algún pariente seguramente los tenía de adorno en se casa; uno se tapa los oídos, el otro la boca y el último los ojos.


Son supuestamente "sabios" por que "no escuchan el mal", "no hablan del mal" y "no ven la maldad"... Pero si uno se pone a analizar las posiciones de Mizaru, Kikazaru y Iwazaru (los nombres de los monos en japonés), además los sacamos de su contexto en el año 1636 junto con su "sabia filosofía nipona" y los ponemos en el siglo XXI, y supongamos que lo monos no son japoneses, sino que son latinoamericanos y viven en países "en vías de desarrollo", lo monos están haciendo y mostrando otra realidad.


Iba caminando por la calle la otra vez, mirando vidrieras, y entre todos los adornos que había en un local, vi a "los tres monos sabios"; en ese entonces fue cuando me pregunté ¿Qué están haciendo esos monos?, ¿Por qué se tapan?... y en realidad nunca pasó por mi cabeza que estaban evitando el mal; lo primero que pensé fue "estos monitos se están autocensurando...". Con todos los "cambios" que está sufriendo Latinoamérica; con esos gobiernos "socialistas", en donde uno no se puede expresar libremente, ni decir "estoy en contra" por miedo de ir a parar atrás de los barrotes fríos de una prisión en el medio de un desierto congelado; tal vez los monos no sean tan sabios como pensaban los japoneses.


Mizaru, hace oídos sordos, no quiere escuchar lo que le dicen, por miedo a que luego lo culpen o lo incriminen por algo que escuchó. Kikazaru, se tapa la boca, para evitar decir lo que realmente piensa o siente, por que el resto de los monos lo van a tratar de discriminador o de rebelde opositor que viene a "hacerse el matoncito" y está en contra de las leyes establecidas. Iwazaru, el último mono "sabio", y quizá el más censurado de los tres se tapa los ojos, este es un claro ejemplo del "no te metás"; si no viste nada, no te pueden culpar de nada  (supuestamente); "yo no vi quien fue el que se robó los treinta millones dólares"; "yo no vi nada"; "¿Narcotraficantes? no, nunca vi a ninguno por aquí".


La autocensura y la censura son lo peor que le puede pasar al ser humano, es como cortarle un brazo o una pierna, para que no pueda cumplir con su cometido (el de expresarse libremente), en especial si esa persona es periodista, trabaja en un medio de comunicación y tiene que ver, escuchar y hablar para poder informar a la gente.


¿Qué opinas? ¿Vamos a hacer como los tres monos sabios latinos? ¿o vamos a evitar que nos censuren las cosas que decimos, dejar de tener miedo por cosas que escuchamos o que vemos y contarlo para que la sociedad sepa que algo anda mal? ¿Nos vamos a seguir autocensurando? ¿o vamos a escuchar a todo el mundo con cuidado, ver cuando algo está mal... y luego decirlo?.