viernes, 30 de septiembre de 2011

El horripilante leviatán del Nuevo Orden

Hace ya más de 30 años que se escribió "Un solo mundo, voces múltiples", más conocido como "Informe McBride", un informe que reflejaba la comunicación e información de esos tiempos y el "nuevo orden mundial" que se estaba organizando (imagíneselo como un enorme kraken rodeando un enorme galeón con sus tentáculos para luego comérselo).

Para hablar de la comunicación de hace tres decenas de años es como vivir del rencor por un "gobierno de facto" hace varias décadas o de la conquista a "nuestros bisabuelos" por parte de los españoles hace cinco siglos; es decir, no sirve para nada, salvo aprender de nuestros errores.

El informe comienza hablando de la evolución del hombre y sus maneras de comunicarse; de los idiomas y de las escrituras como un gran logro para el hombre; comenzando en la arcilla, pasando por la escritura en piedra y en pergaminos hasta los libros que todos conocemos. Pero poco o nada menciona el informe sobre lo que hoy conocemos como "Tecnologías de Información para la Comunicación". Desde la invención y posterior desarrollo del internet, ese kraken del nuevo orden mundial; para el que no entendió la metáfora; el kraken es el nuevo orden que gracias a la información y el conocimiento se adueña del mundo (el galeón), es ahora comido por un enorme leviatán controlado por el "Imperio" y el vil metal.

Si este informe se volviera a realizar, cambiarían aspectos tecnológicos, si a usted le parece imposible escribir en una piedra; a su nieto le sonarían igual de extrañas las palabras "papel impreso" en un "nuevo McBride". Lo que si es seguro, que no cambiaría para nada la incasable voluntad del ser humano para seguir evolucionando, aunque sea sólo para aplastar a su prójimo.

El hombre ha pasado de ser Homo Sapiens a ser un Homo Google-Sapiens; sigue con las mismas ansias de poseer información (que luego se traduce en poder y este poder se vuelve dinero; o viceversa); pero con la diferencia que ahora dependemos más de un aparato conectado a billones de redes que nos proporcionan esta información con un solo "click" y no como antes que teníamos que leer enciclopedias enteras para adquirir un solo conocimiento.

Hace 30 años, como ahora; si, en este preciso momento; quien tenía un periódico era un marinero, quien escribía el periódico era el capitán de un barco, el dueño de la imprenta era el mar, el gobierno de los estados era el kraken y el "Imperio" es ahora el leviatán; nosotros, los simples marineros, los simples mortales estamos en el lugar más bajo de esa cadena alimenticia; pero así ha sido siempre, la supervivencia del más apto diría nuestro viejo amigo Charles Darwin; el pez grande se come al pez pequeño, algún día nosotros seremos los peces grandes, algún día tu también serás parte de este leviatán que vive en la esférica y monótona pecera llamada planeta tierra.


--
Arroz con leche, me quiero casar con esa Milanga de San Nicolás...