domingo, 18 de marzo de 2012

Apología al helecho


Odio las vallas publicitarias, son el verdadero SPAM, y es imposible no mirarlas si miden más de 10 metros y están puestos sobre una avenida. Y por estas razones, se debería cuidar su contenido... ¿o vos dejarías desbloqueado canal Venus en la habitación de tus hijos?

Estaba hablando con @guto4492 y me preguntó si había visto la publicidad con la hoja de marihuana gigante sobre la Av. Rafael Pabón (Irpavi, La Paz,  Bolivia)...  yo no la había visto así que la conversación quedó ahí no más porque yo no tenia nada que argumentar al respecto.

Hoy cuando pasé por el lugar, ya ni me acordaba del mencionado cartel... y de repente ¡BAM! Una hoja de marihuna de tamaño épico sobre mi cabeza. Ahora que todos son "open-mind" seguro van a pensar... ¿qué tiene de malo? Y hay varias razones por las cuales ese cartel no debería estar allí: primero, porque es apología a la droga; todavía estamos luchando contra la hoja de coca y su blanco y ponzoñoso derivado ¿y una agencia de publicidad nos pone una hoja de marihuana gigante en la vía pública?. Segundo, está puesto dentro del "Colegio Militar"... si las fuerzas armadas dejan colgar ese tipo de banners dentro de sus terrenos, es que todo está perdido en este mundo... Tercero y más importante de los puntos... el cartel está justo en frente de un colegio y al lado de otro, uno secundario y otro primario, así que los chicos ven este símbolo todos los días al entrar y salir de sus lugares de estudio.

¿Es así como pensamos alejar a nuestros niños de las drogas? ¿mostrándoselas como si no fuesen nada? ¡Esa hoja representa lucha! ¡Esa hoja es paz hermano! Dirán los pseudorastafaris y los estudiantes de las universidades públicas...  pero eso es droga señores... y no hay nada más que decir... lo de la "Pachamama" o lo de el dios andino y místico de su preferencia, esa hoja representa al flagelo del mundo actual y la razón por la cual nuestra juventud está como está.

La publicidad pertenece a "CHILLO", una bebida energizante europea, ya que en esos lugares, Amsterdam más que todo, la gente es liberal y uno puede drogarse y casarse con personas del mismo género como si de cambiarse los calzoncillos se tratara. También llegó a los Estados Unidos de Norte América, pero los gringos son más conservadores en ese aspecto y sólo se comercializa en ciudades como Miami o Los Ángeles donde todo es un descontrol... pero que esta bebida haya llegado a Bolivia, me parece excesivo y casi una estrategia propagandistica prodrogas de algún "Pez Gordo".

En la web de CHILLO podemos apreciar que efectivamente es una bebida fabricada en base a marihuana y a diferencia de otras bebidas de este estilo que te ponen las pilas, la bebida de la hojita verde te "coloca" y te relaja tal como lo haría fumarte un porro.

La web está llena de publicidades grabadas en cámara lenta y gente que se ve muy tranquila en lugares donde deberían estar estresadas. También está plagada de mensajes subliminales y apología a la marihuana.
¿Cómo es posible que el gobierno boliviano permita que este tipo de bebidas ingresen al país y sean de venta libre? ¿el gobierno municipal de La Paz, su alcalde, sus fuerzas armadas y sus empresas de publicidad no son concientes de esto? ¿es que el mundo está tan perdido y acostumbrado a estas cosas que ya no nos llama la atención?

A mí, como partidario del nacionalismo, defensor de la familia, los niños y los jóvenes me preocupa y me indigna ver cosas así en mi ciudad y más aún en mi barrio... ¿vamos a hacer algo de una vez contra las drogas o nos vamos a quedar con lo brazos cruzados viendo como nuestros adolescentes se pegan un viajazo con la hoja de Marley?



--
La milanga del vecino no tiene más pan rayado.


1 comentario:

Oscar Bataller dijo...

Hay que ser opa para decir que una bebida a base de semillas de cañamo que no se sabe si es cañamo industrial que fue modificado geneticamente para perder todos sus compuestos psicoactivos y encima igualar sus efectos a los porros colla tenias que ser hijo de puta