martes, 27 de diciembre de 2011

Un GPS para este pobre periodista

Hola, en esta oportunidad les traigo un error encontrado en un nuevo pero conocido periódico de Bolivia. Normalmente, cuando encuentro este tipo de errores en publicaciones de diarios o revistas, se los remito al periodista, al medio o al editor... (o a todos) simplemente por el hecho de que digan "¡Mmm! tiene razón este flaco..."; o para que me odien diciendo "Que tipo pesado, errar es humano"; porque tengo complejo de Troll; o en todo caso para que me contraten como editor

El que escribió el artículo "Vida y fiesta en el corazón de Moxos", tuvo un lapsus de espacio geográfico, porque mezcló dos regiones (muy diferentes) del país. Este post no es para menospreciar el trabajo de ningún periodista, ni de ningún medio; sino para poner de ejemplo una publicación de prensa que definitivamente no es revisada antes de ser publicada, esto deriva en desinformación y es lo que deberían evitar los medios.


El artículo habla sobre la región donde habitan los moxeños, (Provincia Moxos del Departamento de Beni), pero una oración en concreto es la que hace descontextualizar toda la nota y hace perder la ubicación al lector: "... el Parque Nacional Madidi está situado en este departamento...".

En realidad, el Parque Nacional Madidi se encuentra en el departamento de La Paz y no en el departamento de Beni como dice el texto. Es posible que el periodista se haya confundido al nombrar el parque nacional de referencia y se hubiese querido referir al Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS); que si se encuentra en el departamento de Beni, cerca de su capital, Trinidad y es dónde habitan los Moxeños-trinitarios.



Esto se puede escapar de las manos del periodista; ¿cuántas veces pensamos algo pero escribimos o decimos otra?; suponiendo que esto fue lo que pasó... "Quise decir TIPNIS, pero estaba pensando en el Madidi"... Debería haber alguien que lee las notas que se van a publicar en cada edición; no deberían publicarse este tipo de errores, porque cuando se revisan, se corrigen; y cuando se corrigen, se publica; y si se publica sin errores, no se se desinforma a la gente; y yo no estaría publicando esto.

No es la primera vez que encuentro errores (de ortografía, de sintaxis, de tiempo, de espacio, periodísticos, etc.) en este medio impreso, pero tampoco es el único dónde los he encontrado; además no se salvan los canales de televisión, ni las estaciones de radio a la hora de desinformar y emitir ridículos juicios de valor en tonos humorísticos o escribir de una manera tan horrenda en los generadores de caracteres que harían llorar al mismísimo Cervantes.

--
A veces hay que tragarse la milanga